Pensiones y mentiras.

De quienes gobiernan los diferentes estamentos de poder político en el capitalismo solo se puede esperar que la mitad de lo que digan sea mentira, y la otra mitad no coincida del todo con la verdad. Hablaran de maneras de verlo y de puntos de vista, pero la realidad es que están mintiendo y manipulando. Punto.

Lo hacen en todos los ordenes de la vida, en todos los temas que en realidad nos afectan. Da igual si hablamos de cifras o de causas que generan crisis económicas o sociales, lo mismo les da mentir sobre las cifras del paro que hacerlo sobre las causas de la próxima crisis económica. Una mentira repetida y amplificada por los grandes medios se termina por convertir en la mayoría de las conciencias en una verdad.

Como decíamos la mentira y la media verdad son elementos claves de quienes nos gobiernan, la usan para vendernos mejoras que no lo son o para intentar que traguemos con explicaciones de ciencia ficción sobre medidas impopulares o directamente salvajes. Todo esto tiene un proceso comunicativo muy importante que se estirará durante el tiempo que sea necesario dependiendo de lo gorda que sea la mentira que nos quieran colar.

Pensiones. 

Una de las mentiras que mas tiempo de maduración esta llevando en los medios y los gobiernos es la de la insostenibilidad de las pensiones. Desde que tengo uso de razón política no he parado de escuchar esa cantinela, tan machacona como falsa.

No es cierto que las pensiones son insostenibles económicamente, puede llegar a ser en parte cierto que la cotización de quienes curramos no de para pagar las pensiones de quienes se jubilan, pero de una cosa a la otra va un mundo de distancia. Los servicios públicos son servicios y no deben ser valorados en base a si son deficitarios o no, deben ser valorados como una necesidad de todos. Si hablamos de las pensiones ni te cuento.

La riqueza no ha parado de crecer desde hace decenas de años, quien se queda con esa pasta y porque esa riqueza no supone una mejora de las condiciones de nuestra clase social es quizás la pregunta a realizar. Hablemos  de subir impuestos, de mejorar el sistema de trabajo en lugar de desregularizarlo, de sacar partidas del PGE para las pensiones,…Dinero es lo que sobra, el problema es que la plusvalía va siempre a la misma cuenta bancaria.

La otra vertiente de esta mentira se basa en abrir nuevos negocios en base a una práctica tan vieja como efectiva. Deteriorar y poner en duda los servicios públicos para así ir haciendo apología de lo privado ( del negocio ), da igual si hablamos de sanidad o de las pensiones.

La mezcla de las dos mentiras es la que va a abrir paso de manera ya muy clara a la pensión privada en forma de pacto de empresa. Es la que va a deteriorar de paso la pensión pública haciéndola todavía mas inviable y con el tiempo residual.

Una mentira, un nuevo campo de lucha para desenmascarar a una socialdemocracia que ya no es digna ni de su nombre. La lucha de las pensiones va a poner a cada uno en su sitio, y para muchos será una sorpresa ver en el lado de la reforma a grandes sindicatos y partidos de la izquierda. El capital manda, nosotros a la pelea !

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: