¡¡ Vienen a por nosotros !!

Nos encontramos en medio de una gran crisis capitalista, una crisis además acelerada por la pandemia y las formas de producción del propio sistema. La globalización de los mercados de productos y suministradores, la interdependencia y la logística del transporte han convertido esta crisis en mundial.

Pero mas haya de la crisis y de los problemas del capitalismo para ser rentable para sus amos, el problema principal para nuestra clase social es que vienen a por nosotros. Nos quieren quitar lo poco que tenemos en cuanto a derechos y sector público, y encarecer hasta casi hacernos vivir en el alambre los productos y suministros básicos.

Ofensiva del sistema.

El sistema se encuentra en plena ofensiva. No ya solo contra nuestros derechos y libertades que se encuentran absolutamente mermados y las actividades políticas perseguidas, sino contra nuestra propia supervivencia material en forma de encarecimiento de productos básicos como la luz, los alimentos o la gasolina; a lo que habría que unir las congelaciones salariales, cuando no bajadas, con la excusa de la situación de los mercados y la propia coyuntura del covid`19.

Todo en una gran mentira en pro del beneficio empresarial. No la pandemia sanitaria sino todo lo derivado de esta. Con una mano piden moderación salarial y con la otra inflan los precios para robarnos el dinero que no hemos podido gastar durante la pandemia. Los precios se encuentran subiendo sin parar, la luz ha tenido la subida mensual mas cara de la historia, ¡¡ Y la izquierda del capital perdida en una suerte de apoyo a la gestión de la crisis pidiendo mas restricciones !!

La ofensiva del sistema estaba clara, a cada crisis necesita volver a generar riqueza y beneficio y este solo sale del salario de los currelas. El problema es que a cada crisis del sistema el papel de la izquierda en general es cada vez peor, actuando cada vez mas como perrito faldero del sistema. Interiorizando un discurso falso, incapaz de analizar científicamente lo que esta pasando, y por ende de proponer espacios políticos de ruptura claros con el sistema. Su ideología y sus parámetros económicos.

La izquierda del capital, el sueño del bienestar.

La izquierda institucional sigue soñando con un bienestar que no existe ni existirá. No por falta de dinero ni de riqueza sino porque el sistema apuesta en la dirección contraría: la acumulación de beneficios y la proletarización de una amplia capa de obreros y obreras.

Cuando decimos que el sistema apuesta, no es tan fácil ni tan ingenuo como hacerse con el gobierno o la alcaldía de no se que ciudad. El sistema tiene la cara de sus gestores políticos pero en estos no reside el poder del capitalismo, luego convertirte en gestor solo te convierte en correa de transmisión de sus políticas. Le pongas mas o menos reticencias al asunto, lo hemos visto en Grecia o en diputaciones como la de Gipuzkoa.

Plantear entonces la toma del poder gestor no cambia la partida, si acaso y llegado el momento la clarifica. Ya que deja claro quien obstenta de verdad el poder.

¿ Qué hacemos ?

Apostar por el todo. Recuperar la cultura revolucionaria y de clase del siglo pasado. Atacar al sistema de manera organizada, política y clara. No consiste ya en pedir a la gente que ponga la lavadora a las 12 de la noche o explicarle como ahorrar en la factura, consiste en movilizar a la gente y hacerle ver la necesidad de que la energía sea un pública y bajo control obrero.

El problema no es el tramo horario de la energía, ni la forma de cálculo del coste energético, el problema es que la energía es un bien privado en manos de quienes quieren hacer negocio de ello. La solución como en el tema de la vivienda pasa por la gestión pública bajo control obrero. Por la revolución.

Dirán que esto es utópico, pero lo es aún mas creer que haciendo un ahorro eficiente de energía o un buen préstamo vamos a gozar de un buen hogar con una buena luz.

Dejemos de jugar en su campo de debate, de proponer en el marco de lo legal. Es hora de romper la baraja y pedir lo que de verdad nos sale de las tripas. Es hora de exigir la nacionalización de la energia, la banca y la vivienda bajo control obrero. Es hora de meterles miedo, miedo a la revolución.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: